Información de contacto

Título-licencia de Agencia de Viajes C.I.AN 18841-3

Podría ser el nombre de nuestro circuito especial a Rumanía con salida el próximo 15 de agosto (¡rápido! Solo quedan 7 plazas libres… ), pero en realidad con elixir rumano nos referimos a la calidad de los caldos de estas tierras. Rumanía, de la que todo sabemos algo a través de la “figura” de Drácula (por cierto, en otoño se estrenará la segunda parte de Hotel Transilvania … toda una invitación para viajar alli :)) , del biólogo Nicolae Paulescu, que descubrió la insulina, o la famosa gimnasta Nadia Comăneci. Pero queda mucha Rumanía por descubrir: los Cárpatos, el Mar Negro, el Delta del Danubio, los monasterios del norte de Moldavia, las tradiciones milenarias de la región de Maramures y … sus vinos.

En Rumanía se suele decir que el vino ha de tomarse de la siguiente forma: una copa para la salud, dos para el placer y tres para un buen descanso. Si bien el pueblo rumano no es un gran bebedor de vino sí que lo es a nivel de producción, gracias a las estupendas condiciones geográficas y climáticas del país, que han favorecido la viticultura: las grandes llanuras al sur de los Cárpatos y la gran influencia del Mar Negro, acompañados por veranos calurosos e inviernos rígidos hacen que esta tierra, situada en el mismo paralelo que Francia ofrezca unos caldos exquisitos pero poco conocidos.

mapa vinos rumania nubia tours

Sin embargo en Rumanía se ha cultivado la viña desde la antigüedad, como así lo atestiguan algunos restos arqueológicos que datan esta práctica en más de hace 4.000 años. El vino que se producía se distribuía a toda la zona de los Balcanes y, posteriormente fueron los romanos los encargados de llevarlos al imperio. De las zonas de cultivo las más renombradas son las de Cotnari que obtuvieron buena fama ya en e siglo XIV.

Al ser aún bastante desconocidos, solo queda que durante nuestro viaje, en el que recorreremos Bucarest, Sibiu, Bistrita, Bucovina, Transilvania, Brasov y muchos más puntos de interés pidas tu pahar de vin y brindar elixir rumano en mano con un Noroc! con el resto de viajeros y lugareños.


Compartir:
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *